Y te das cuenta que lo esperas de los demás, para casi todo, aunque sea