La Pandemia mundial que está asolando el mundo desde el año 2020, puede ser una de las causas del porqué se han premiado generosamente a películas con un alto contenido social, de reflexión humanista, apelando a emociones cercanas al sufrimiento personal, pues en estos tiempos es algo que estan experimentando millones de personas.

Sound of Metal, podria servir de título a cualquier disco de un grupo de Heavy, y quizás esa era la intención de quienes lo dicidieron, aunque en mi opinión, pienso que está más ligado a la tecnologia que aparece en la película.

En mi opinión este film apela de forma directa a una necesaria reflexión sobre la empatía, que nádie nos ha enseñado a tener, con personas que en un momento dado dejan de ser “normales”. A la par, tambien nos hace considerar de que manera impactaria en nuestra vida una realidad impuesta que nos sacara del grupo de los “normales”.

Sound of Metal, podria servir de título a cualquier disco de un grupo de Heavy… Pero nada más lejos de la realidad.

Nos encontramos antes un trabajo del director Darius Marder, que también lo co escribió que pone en relieve las emociones de resistencia y resiliencia frente a una realidad plausible y de que manera nos aferramos a llevar una vida por el cauce de la expectativa de que vivimos en una sensación irreal de inmunidad. ¿Qué ocurre cuando descubres que no es así?

este film apela de forma directa a una necesaria reflexión sobre la empatía, que nádie nos ha enseñado a tener.

Ocurre que todo se tiene que sobreescribir, y esto es lo que nos cuenta “Sound of metal”, de una forma muy parecida a la que nos invita la pelicula “Soul” de Disney/pixar. Pues hay una escena en cada una de ellas que visionadas a la par, leeriamos el mismo mensaje.

En mi opinión, es cada vez es más común este esfuerzo orientado a encontrar una fuente de inspiración o una ancla emocional o un sentido de la vida. Y eso es un indicador de lo que los narradores de hoy en dia interpretan que puede ser de interés para el gran público, y pienso que eso las hace interesantes. Interesantes en el sentido a que “invitan” a esa reflexión y no la “dictan” como ha venido haciendo el cine tradicional, con un planteamiento binario de “esto es lo correcto”, “esto está mal”.

los narradores de hoy en dia interpretan que puede ser de interés para el gran público la búsqueda de una experiencia vital.

A mi forma de ver, lo que hace especial a Sound of metal, es esa breve pincelada sobre el mundo de las personas sordas. Que duda cabe sobre lo extraordinario que es la reconfiguración que el cerebro hace para adaptarse. Una persona puede hablar, pero no puede oir. Una persona puede hablar con gestos un lenguaje complejo y expresar emociones exactamente igual que si usara su voz.

Te diré que una de las escenas más significativas para mi , es cuando , alguien le dice a alguien “aquí estamos para reparar esto, y no esto”, señalando la frente en primera instancia y el oido en segunda. Es, para mi, realmente el mensaje central de la experiencia. Obviamente hay muchos más adyacentes a lo que sucede con la vida de uno cuando cambia y esta era compartida con otra persona que se ausenta del recorrido que el primero debe afrontar.

aquí estamos para reparar la mente, y no el oido.

El amor para algunas personas es así, con condicionantes atados a las situaciones ambientales o a las expectativas inventadas. Es esto que ahora está de moda llamado “desapego”, que te permite no tener demasiados conflictos morales para deshacerte de aquello que supones no te conviene.

Como dije en su momento, no lo comparto. Siempre creo que los proyectos deben ser sólidos y confiables, pase lo pase, venga lo que venga.

Sound of metal merece un visionado amable, de la misma forma que debemos abandonar la condescendencia en el trato a personas con discapacidades. Los trabajos que lanzan mensajes en esta línea merecen respeto, aplauso y aprendizaje.

0